Oceanica

Música, Cine, Libros, TV...

Noviembre, 2008

Dom 30 Nov, 2008 GMT

The Majestic: Una película con clase

Me ha gustado. Al parecer no tuvo las mejores críticas, pero como siempre digo, Amarcord de Fellini las tuvo excelentes y me disgusta profundamente.

Aparte de mi debilidad por Jim Carrey (para mi gusto, un actor no lo suficientemente valorado), se trata sin duda de un película con clase, al estilo de Capra, que recuerda a la época dorada del cine americano en blanco y negro.

Gran momento el de la lectura de la carta de Luke, repleta de buenos valores (familia, sentido del deber, etc...) y de amor.

Me gusta asimismo, especialmente, el instante en el que Peter confiesa sin ambages ante el Comité de investigación del Congreso que él nunca ha sido hombre de principios, pero...

Luke

Y los ciudadanos que aquél representa

Bastante de acuerdo con esta opinión (fuente: http://www.cinenganos.com/pelicula/Majestic/ )

Para todos aquellos que amamos el cine; que encontramos en él un mundo mágico donde nos sentimos los héroes, los enamorados, los sabios, e incluso a veces, los villanos; para todos aquellos que hemos hecho de los cajones oscuros nuestros templos y del séptimo arte una religión, El Majestic es una oda al espíritu.

Es bien cierto que la cinta tiene momentos cursis; es también muy cierto que muchos detalles resultan predecibles y hasta les concedo razón a todos los que creen que el final debió ser distinto. Pero también es una verdad innegable que El Majestic tiene cuadros que acarician el alma y diálogos que forman nudos en la garganta.

La historia gira en torno a Peter Appleton (Jim Carrey), un escritor de guiones para películas de corto presupuesto, quien está iniciando su carrera en Hollywood; sin embargo al haber asistido en su juventud a una reunión que el gobierno tachó de comunista, Peter se ve acosado por la justicia y en una deprimente borrachera sufre un accidente que le provoca amnesia.

Aquí es donde comienza la segunda parte de su vida; al conocer gente nueva, amigos, novia, un padre y hasta un lugar maravilloso donde vivir y refugiarse: el departamento en el piso superior de un cine derruido llamado El Majestic.

Si bien hay cosas que pueden olvidarse, hay otras que llevamos en la sangre y el amor por el cine no puede ser ocultado. Peter cambiará la vida de El Majestic y al hacerlo cambiará la suya y la de aquellos que le rodean; recordándonos que el objetivo último de la vida no es el dinero sino la felicidad que se puede encontrar en hacer lo que amamos y bañarnos en la dicha de esas cosas pequeñas que nos suceden al realizarlo.

Jim Carrey desarrolla nuevamente una impresionante actuación y golpea a la Academia con guante blanco, ya que una vez más los críticos y su ceguera hicieron caso omiso de su brillante trabajo histriónico (¡Mandalos al diablo Jim! ...lo debiste haber hecho desde Truman Show).

Acompañándolo tenemos a un maravilloso Martin Landau (Ganador del Oscar por Ed Wood) quien tiene un duelo de actuación con Jim sobresaliente. Aquí interpreta el papel de su padre y un apasionado vehemente del cinematógrafo. Es en labios de éste, que escuchamos un espléndido discurso de lo que significa el cine y los sueños que provoca.

En el elenco también se encuentran la joven Laurie Holden (Extraída de la serie de televisión The X-Files); David Ogden Stiers (Curse of the Jade Scorpion) y el dos veces nominado James Whitmore (The Shawshank Redemption).

Dirige ésta emotiva cinta (que por momentos recuerda a Cinema Paradiso) el maestro Frank Darabont, quien ya ha estrujado nuestros corazones con la historia del presidiario inocente en The Shawshank Redemption y el gigante milagroso en The Green Mile. En esta ocasión el guión no pertenece a Stephen King, como en las dos anteriores, sino a su viejo amigo Michael Sloane. Tal vez sea por eso que la Academia también pasó de largo sin otorgar mayor miramiento.

El soundtrack es una delicia para los amantes de las películas viejas; jazz, swing, clarinete y teclas blanquinegras incluidas. En verdad muy disfrutable. (¿me estaré haciendo viejo?).

La fotografía tiene también momentos destacables entre los cuales quiero subrayar un atardecer majestuosamente romántico a la orilla del mar con un faro a contra luz. Sublime.

Los detalles melosos pueden provocarles tal vez un poco de aburrimiento, pero si se sienten con hambre de reencontrarse con la vida, de darle un beso a su acompañante o simplemente refrendar su lealtad al mundo mágico de los veinticuatro cuadros por segundo, vengan a ver El Majestic, repito, una oda al espíritu del cine.

Mujeres como la que hoy tengo a mi lado y cintas así me hacen pensar que la existencia es un milagro que vale la pena vivirse día a día y cuadro a cuadro. Nos videamos.

Nos videamos.





En: Cine
Permaenlace: The Majestic: Una película con clase
Comentarios: 3
Leído 5768 veces.



Dom 16 Nov, 2008 GMT

DEPENDENCIA AFECTIVA: Epidemia del siglo XXI

Imagen

Copiado y pegado de: http://www.ciao.es/Por_la_letra_D__Opinion_1291979

Opinión sobre el libro "Dependencia emocional", de Walter Risso

Quisiera escribir sobre la dependencia afectiva,que aunque no lo parezca es una verdadera epidemia del siglo XXI.

Muchas personas viven atrapadas en relaciones afectivas enfermizas de las cuales no pueden,o no quieren,escapar.

El miedo de perder la fuente de seguridad o el bienestar las mantiene atadas a una especie de tortura pseudoamorosa,de consecuencias fatales para su salud mental y física.

Con el tiempo esa enfermedad se convierte en una costumbre.Es como si todo el sistema psicológico se durmiera y empezase a trabajar al servicio de la adicción,aumentándola y evitando encararla por todos los medios posibles.

De una forma lenta y silenciosa,el amor pasa a ser una utopía cotidiana,un anhelo inalcanzable . Y aunque no se sienta querido,se le maltrate y se le humille constantemente obligándolo a suplicar amor,la persona aferrada a una relación disfuncional se niega a la posibilidad de un amor libre y saludable,se estanca,se paraliza y se entrega a la mala suerte.

Y no importa el vínculo que haya, si en serio queremos liberarnos de esta relación que no nos deja ser felices,lo podemos hacer.No es imposible.La casuística psicológica está llena de individuos que consiguieron escapar y pasar al otro lado.

Se tiene que empezar cambiando las viejas costumbres adictivas y limpiando la manera de procesar la información.Si aprendemos a ser realistas en el amor,si nos autorespetamos y desarrollamos el autocontrol,habremos empezado a gestar nuestra propia revolución afectiva.

¿Y qué es el realismo afectivo?

Pues quiere decir ver la relación de pareja tal cómo es,sin distorsiones ni autoengaños.Es una percepción directa y objetiva del tipo de intercambio que mantengo con la persona que se supone que quiero.Una autoobservación franca,asertiva y un poco cruda,pero necesaria para sanear el vínculo o romperlo si hace falta. Analizar de una manera sincera y abierta el hecho de dar y de recibir en el amor,es el requisito primordial para allanar el camino hacia una relación complaciente desde un punto de vista afectivo y psicológico.Aunque las personas que padecen esta dependencia esquivan constantemente los hechos .

En la adicción amorosa el autoengaño puede adoptar cualquier forma.
Con tal de retener a la persona que decimos que amamos,nos desviamos,negamos,justificamos,olvidamos,idealizamos,minimizamos, exageramos,decimos mentiras,y creamos falsas ilusiones
. Hacemos cualquier cosa por alimentar la imagen romántica de nuestro sueño amoroso .No interesa que toda la evidencia disponible esté en contra,da igual la cantidad de datos e informes contradictorios que la gente de nuestro entorno nos aporte,la fuente del lazo es intocable y el amor aparente,inamovible.



Es duro aceptar que no nos quieren con tantas ganas como nos gustaría . Cuando la persona que amamos nos quiere a medias,con limitaciones y dudas,la sensación que queda es más de agradecimiento que de alegría,como si nos estuvieran haciendo un favor.

Imagen

Una buena relación no permite objeciones afectivas. Cuando el sentimiento vale la pena es tangible,incuestionable y casi axiomático.No pasa desapercibido,no pide terapias especializadas ni reflexiones profundas.Destaca y se nota.

Imagen

Cuando hay dudas,el afecto está enfermo.Protegerlo implica correr el riesgo que se acabe; dejarlo tal como está es contribuir a que el virus se escampe.La persona adicta siempre prefiere la segunda opción.
A veces pensamos que nos quieren pero que no saben expresarlo.
Este pensamiento se basa en una idea irracional del todo.

Cuando una persona está enamorada lo sabe,lo siente,lo vive en cada latido de su corazón,porque el organismo se encarga de avisarla.El amor llega como un huracán que lo arrasa todo a su paso.Los síntomas son evidentes,tanto a nivel fisiológico como psicológico.
Si alguien no percibe que el amor lo está atravesando,podríamos pensar que tiene algún daño neurológico,o quizás una esquizofrenia catatónica,un autismo muy avanzado o alguna clase de mongolismo enmascarado.El amor nunca es ignorante.Si alguien duda si ama o no ama....NO AMA.

Nadie dice que no haya estilos personales de querer,pero algunos son francamente sospechosos.Por ejemplo,si la forma de querer de mi pareja incluyera apatía,indiferencia,egoismo,agresión e infidelidad,no sería interesante acoplarme a ese estilo afectivo..
Una mente adicta utiliza infinidad de subterfugios y engaños para intentar salvar el amor perdido,da lo mismo que sea inconveniente o perjudicial,la adicción afectiva no mide las consecuencias.Es ciega por naturaleza .



Si os hayáis en una relación enfermiza y tenéis miedo de dejarla o bien habéis perdido a la persona que amabáis y sois incapaces de aceptarlo,todos usaréis el autoengaño por necesidad.
El principio del realismo no pide nada,porque no hay nada que aprender,sino por olvidar.Sólo tienes que intentar quedarte quieto y mirar la realidad afectiva en la que estamos inmersos..Si logramos ver las cosas tal y cómo son realmente.dejando a un lado la parcialidad y las mentiras,los sistemas irracionales empezarán a flaquear.

Aunque nos haga daño el alma,y el organismo nos entre en una crisis de abstinencia,no queda otro camino para superarlo.
La liberación afectiva y el romper con los viejos patrones,no toleran anestesia porque las grandes revoluciones siempre exigen una atención despierta.
Mientras que el amor universal no pide nada a cambio,el amor interpersonal necesita correspondencia y para que una relación sea gratificante tiene que haber reciprocidad,un intercambio equilibrado. El amor recíproco no debe ser privilegio de una de las partes,sino de las dos por igual.

El arte de querer sin ataduras es el resultado de una estraña mezcla de capacidades difíciles de lograr.No sólo por la complejidad que implica la experiencia afectiva,sino por la resistencia que ha desarrollado nuestra cultura con respecto a este tema.
La mayoría de requisitos necesarios para amar sin adicciones no suelen ser bien vistos por la sociedad tradicional.

(...)

Sed felices...y amad sin depender de nadie..

Imagen



En: No Categorizado
Permaenlace: DEPENDENCIA AFECTIVA: Epidemia del siglo XXI
Comentarios: 4
Leído 12169 veces.



Vie 14 Nov, 2008 GMT

Saturday Night (calentando motores)

Saturday Night



En: Música
Permaenlace: Saturday Night (calentando motores)
Comentarios: 3
Leído 2813 veces.



Vie 07 Nov, 2008 GMT

Indirectas muy directas

¡Qué difícil es no caer en las provocaciones ajenas! Sí, toca esta noche filosofar de nuevo. Ya lo decía Sartre: "El infierno son los demás"

Hay una crisis de valores en la sociedad actual, una falta de axiología que cada vez se hace más patente. En realidad hay muchas formas de "chinchar", y como decía el consabido refrán, "Dios me libre de las aguas mansas, que de las bravas me libro yo". Sí, puestos a que te intenten fastidiar de algún modo, es preferible que el proyectil dialéctico o del tipo que sea te lo lancen directamente al cráneo. De cualquier modo, hay balitas (indirectas) que son balazos...

Siempre me ha llamado la atención la gente que se atreve a juzgar a los demás o simplemente a sentenciar sobre asuntos de los que no saben nada.

También me sorprenden los que se erigen en portavoces de "de motu proprio" sin que nadie les haya dado vela en ningún entierro...

Y la falta de respeto por lo ajeno hoy en día (y no me refiero sólo a lo material), no se circunscribe a las cosas, sino que se extiende a las personas.

Ya lo decía Leo Rosten: "Son los débiles los que son crueles, la amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes"

Hace tiempo acuñé esta frase: "La bondad y los diamantes son bienes escasos". No, no es cierto que "los malos" hagan más ruido, no. Es que son más.

Y bueno, no puedo dejar la cuestión sin contestar...

Ignorar...

Esa es la única solución.

Una vez leí que si no te das por aludido el oponente es el que se queda su agravio, porque tú no has hecho acuse de recibo de él.

En fin, "El mundo es una mezcla de manicomio y hospital", parafraseando a Pío Baroja. Y una vez más, citando al mismo escritor: "La vida es desdén de la fuerza por la debilidad".

Pongamos algo de música a todo esto, y eso sí, la proxima vez soñaremos, más fuera que dentro de este mundo, sumidos en un sueño muy profundo... Oceánica está peleada con la realidad desde su creación ;-)



En: No Categorizado
Permaenlace: Indirectas muy directas
Comentarios: 3
Leído 7047 veces.



Dom 02 Nov, 2008 GMT

Empezamos noviembre cantando

Está pasando noviembre, Eros Ramazzotti

http://www.youtube.com/watch?v=xZc5iwc6dr8

Carlos Baute & Marta Sánchez - Colgando En Tus Manos



En: Música
Permaenlace: Empezamos noviembre cantando
Comentarios: 3
Leído 5564 veces.



Página 1 de 1. Total : 5 Artículos.